ATEVAL | Representantes textil de Euratex y del CIE se reúnen con los Ministerios de Industria y de Transición Ecológica para trasladarles las necesidades que   faciliten la transformación verde y digital de la industria y garanticen la igualdad de condiciones en el comercio Internacional

textil

Se han reunido con diferentes representantes de los Ministerios de Industria y de Transición Ecológica, para exponerles las prioridades del sector textil ante la próxima Presidencia de España del Consejo de la Unión Europea la delegación formada por miembros de la Confederación Europea de la Confección y el Textil, Euratex y del Consejo Intertextil Español, CIE, . Entre las necesidades e intereses del sector textil se han puesto sobre la mesa varias propuestas para facilitar la transición hacia la economía verde y digital a través de ayudas a la innovación y la investigación, así como el establecimiento de reglamentos y controles que garanticen la igualdad de condiciones en la competencia mundial.

Estas medidas se han planteado en el transcurso de 3 reuniones mantenidas con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán Fernández y la directora del gabinete del SE de Medio Ambiente, Carmen Sofia Sanz Estébanez, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Como representantes del Ministerio de Industria Comercio y Turismo, han estado presentesel director General de Política Comercial, Juan F. Martínez; el subdirector general de Política Arancelaria y de Instrumentos de Defensa Comercial, Pedro Miguel Pascual Fernández; la directora General de Industria y Pyme, María Muñoz Martínez, secretario general de Calidad y Seguridad Industrial, José Manuel Prieto Barrio, y la Jefa de área de Difusión, Comunicación y Relación con la Empresa, Mónica Castilla.

Entre las prioridades que Euratex y CIE han pedido a la futura Presidencia española del Consejo Europeo para poder seguir siendo una industria competitiva y sostenible destacan:

  • Adaptar la velocidad de los avances de las medidas legales a las capacidades del mercado y de la industria para cumplir con las nuevas normativas en materia de circularidad.
  • Asegurar una competencia global justa en la redacción de las nuevas reglas de ecodiseño, que deben conciliar los objetivos medioambientales, de viabilidad y de competitividad.
  • Armonizar las disposiciones textiles en la Directiva Marco de Residuos extendiendo la responsabilidad al productor, habilitando así la circularidad en todo el ecosistema textil.
  • Analizar el contexto textil e implementar medidas para fortalecer la actividad económica con criterios de sostenibilidad, como las capacidades de producción de las diferentes fibras naturales.
  • Para poder seguir avanzando, demandan inversiones en innovación e investigación para apoyar propuestas como la HORIZON EUROPE que está sobre la mesa y necesita más apoyo para ayudar al sector a dominar la doble transición invirtiendo en tecnologías innovadoras.
  • Aumentar la vigilancia en los mercados, asegurando el cumplimiento de los requisitos en materia de sostenibilidad, ya que el marco legal europeo está a la vanguardia en términos de descarbonización y gestión de productos químicos, residuos y aguas, etc. y el mercado internacional está repleto de productos con un rendimiento de sostenibilidad inferior al de los europeos.
  • Asimismo, piden que se convenza a otros Estados miembros para ayudar al establecimiento de Compras Públicas Verdes, algo que no solo beneficia al medio ambiente, sino que también ofrece oportunidades económicas para el sector textil de la UE posicionándonos como líderes en sostenibilidad e impulsando su éxito a largo plazo.

Por otro lado, a nivel de comercio internacional, los representantes del textil europeo han destacado la prioridad del Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur, que consideran clave para preservar la competitividad del sector, así como para garantizar que las cadenas de suministro permanezcan operativas en momentos tan desafiantes como los que estamos viviendo. Es por eso, que piden a la próxima Presidencia europea que insistan a otros Estados miembros de sus efectos positivos.

Del mismo modo, destacan la necesidad de impulsar proyectos comerciales en los que se está trabajando para potenciar la apertura a nuevos mercados como los de Brasil, Argentina y Uruguay o Australia e India.

Con todo, piden a los representantes políticos que se centren en una estrategia industrial integrada para apoyar la competitividad de la UE, con soluciones concretas y una clara dimensión de las PYME, que abarque energía, ayudas estatales y política comercial.

Entre otros temas que se han puesto también sobre la mesa, está la necesidad prioritaria de nuevas formas de recopilación segura de datos ante la digitalización del sector o la necesidad de convertir al textil en una industria moderna y atractiva para jóvenes. En esta última línea, piden apoyo financiero a largo plazo para lograr los objetivos del TCLF Alianza de habilidades, para la adaptación y mejora de las habilidades de los trabajadores.

La delegación del sector textil europeo ha estado formada por Alberto Paccanelli, presidente de Euratex y Dirk Vantyghem, director general de Euratex, y como representantes del Consejo Intertextil Español, Pepe Serna, presidente del CIE; Jose María Mestres, vicepresidente del CIE y miembro del Board de Euratex; Salomé Beneyto, secretaria general del CIE; Marta Castells, representante española técnica en Euratex y directora Política Comercial Europea del CIE; León Grau, presidente del Instituto Tecnológico Textil AITEX y miembro del Comité del Consejo Intertextil Español y José Ramón Revert, presidente de la Federación Hábitat de España y miembro del Comité del CIE.

Para el presidente del CIE, Pepe Sernaen definitiva, lo que pedimos al Gobierno es que aproveche su nueva presidencia europea para realizar una verdadera apuesta por defender el sector textil europeo y ayudarle a obtener el reconocimiento del mercado internacional”.

El peso del sector textil en Europa

Tanto Euratex como CIE, destacan que la industria textil es una parte vital de la sociedad europea, con cerca de 160.000 empresas que emplean a 1,3 millones de personas, con una facturación de 169.000 millones de euros durante el pasado 2022. Los textiles tienen un profundo impacto en la economía local en todas las regiones de la UE al generar puestos de trabajo y crear oportunidades de negocio. Además, los textiles y la moda europeos forman parte de la cultura europea con profundas raíces y con capacidad de marca las tendencias creativas en todo el mundo.